miércoles, 26 de marzo de 2014

PATAS ARRIBA, LA ESCUELA DEL MUNDO AL REVÉS



“Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.”
Confucio

Me sorprende leer a colegas, profesionistas criticando las diversas problemáticas del país, sin tener la más mínima noción del trasfondo de dicha situación, por ejemplo, he leído críticas al aumento del precio del boleto del metro en donde comentan que en otros países el precio es mucho más alto y no se quejan, y en México nos quejamos por tan sólo dos pesos. Y es en ese momento cuando reflexiono y me pregunto ¿de que sirve tanta preparación profesional, tener licenciatura, maestría y doctorado? Si al final la mentalidad de esos profesionales deja mucho que desear. Es por eso que el mensaje que día a día trato de trasmitir a mis alumnos en cada una de las clases es: “el objetivo de la educación no se basa en tener el mejor promedio, ni tener mil y un maestrías en la mejor escuela; se trata de preguntarse: ¿qué voy a hacer con todos esos conocimientos?, atrévanse a dejar su huella, a conocer el trasfondo de las problemáticas de su entorno antes de criticar, a ser líderes sociales atentos a las necesidades de su comunidad y no dedicarse a enriquecerse económicamente. Todos debemos saber que nuestro deber es aperturar y promover un cambio social, para crear un mejor país”.  Y este mismo mensaje es el que pretendo transmitir con mi redacción.
En nuestro quehacer diario dentro del aula tenemos la gran responsabilidad de entrenar a nuestros alumnos en la adquisición de aprendizajes, habilidades sociales y valores. Sin embargo el mayor compromiso  es sembrar en ellos la semilla de la retribución a la sociedad de todo lo aprendido, como es que cada uno de los temas que se ven en clase les va a ayudar en su vida cotidiana y mejor aún como se convertirán en agentes de cambio en su entorno.
La educación determina el tipo de ciudadanos que queremos en el país; si en casa hacemos énfasis en una educación de valores como la honestidad, respeto, tolerancia, solidaridad; los hacemos responsables y conscientes de las consecuencias de sus actos, de que no son personas aisladas e independientes de su entorno  y que todo lo que realizan tiene un impacto, si se les enseña el valor del trabajo y de las dificultades y virtudes de la vida. Esos niños tendrán una visión como personas que perciben la realidad de su entorno, no de personas que se encierran en su burbuja y que suponen que todo lo que los rodea es adecuado porque no ven más allá de  su estilo de vida; no de personas que saben las diversas problemáticas que se generan día a día en el país, sin embargo saben que no podrán hacer mucho por resolverlas más que dejar que pasen; no de personas que no ven la salida a los problemas , que viven con temor y  muy de cerca la violencia y los abusos.
Si en casa se fomenta todo lo anterior, en la escuela resultará más sencillo desarrollar en el alumno las habilidades y capacidades que requiere para promover cambios en su entorno, a partir de la aplicación de los aprendizajes obtenidos en el salón de clases, del análisis de situaciones y de generar alternativas de solución, del desarrollo de su seguridad para saberse capaces de transformar su vida, la vida de su familia, de sus amigos, de su comunidad, de su país.
Transmitamos una visión que de soluciones, no quejas, que analice, no critique, que se informe, que se preocupe por su prójimo, no que sea egoísta, que se atreva a vivir, no a sobrevivir.

Para finalizar, pensemos: ¿Queremos alumnos que piensen como pobres, ricos, clase media o como personas que generan cambios?

12 comentarios:

  1. LOS MODELOS Y LOS ALUMNOS
    Me gusta leer a Eduardo Galeano, sobre todo la manera en que relata la vida cotidiana, no escribe complicado ni rimbombante. Casi que describe. Me llama la atención los títulos de las lecturas “Los modelos de éxito” y “los alumnos”, haciendo una relación directa entre ambas.
    Ambas lecturas me parecen una descripción de la vida e historia humana en este planeta: el mundo al revés. ¿Lo cambiaremos ahora, nosotros?
    Creo que fue también Galeano quién dijo alguna vez, citando o recordando una anécdota con Fernando Birri, un director de cine argentino, que respondió algo similar cuándo una estudiante universitaria le pregunto ¿para qué sirve la utopia?: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para avanzar” Creo que nuevamente, Galeano lo describe bastante elocuentemente.
    Vamos caminando, avanzando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Adriana, de repente muchos de nuestros alumnos no comprenden de lo que hablamos no por falta de atención, sino porque desconocen taaaantas cosas, y ese es el trabajo más arduo que tenemos que hacer, no solo enseñar los temas del plan de estudios, sino desarrollar en ellos la responsabilidad por informarse acerca de todo lo que pasa a su alrededor, de comprometerse con su aprendizaje e indagar por su cuenta sobre diversos temas. Porque de esa manera tendremos a profesionistas comprometidos con su entorno y no solo enfocados en su crecimiento profesional.

      Eliminar
  2. Una lectura que crea una mayor conciencia de nuestro entorno y realidad, es de suma importancia este tipo de lectura, aunque ya tenía cocimiento de muchas cosas es necesario destacar que el autor presenta su escrito sin ataduras o indirectas, al contrario es un tipo de denuncia ante tanta injusticia.

    Así como nosotros (PEM´S), hay personas que decidieron ponerse en acción y hacer algo por transformar nuestra realidad; lamentablemente la mayoría de las personas no toman el reto de hacer algo por su comunidad, viven como si nada pasara, sin tomar conciencia de los problemas que nos rodean; toman la decisión de seguir con su modo de vida rodeado de injusticias.

    Es devastador experimentar y vivir en carne propia la injusticia de la educación en comunidades con bajos recursos, donde los ricos se “devoran a los pobres”, donde nuestros alumnos se creen inferior a los demás, donde no tienen aspiraciones solo porque escucharon o les dijeron que el estudio es para los que tienen dinero; nosotros PEM´S somos esos agentes de cambio, esos líderes que están impactando no solo la visión de los alumnos, sino la mentalidad de los padres y familiares que los rodean, estamos creando redes de cambio, redes que con el paso del tiempo se convertirán en masas transformadoras para cerrar la brecha educativa que hasta este momento nos asecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como mencionas Karina, es triste observar a personas que se encierran en su mundo de rutinas (trabajo, casa, amigos, familia) y no observa lo que sucede a su alrededor, las injusticias, los abusos. Finalmente cada profesión u oficio fue creado y sigue existiendo por las necesidades y demandas sociales, y ¿cuántos de nosotros realmente cumplimos esas demandas?, ¿cuantos damos el plus que necesita nuestra comunidad, nuestros vecinos, nuestra familia y amigos para crecer?. Nosotros como Pems, ya nos quitamos la venda de los ojos, ahora nos toca ayudar a los demás a que se atrevan a quitarsela.

      Eliminar
  3. A veces doy por sentado que todas las personas "educadas" que conozco tienen consciencia de las muchas injusticias de la sociedad en la que vivimos. Sobre todo porque desde hace tiempo tomé la decisión ética de cambiar eso, y he trabajado para eso. Por lo tanto, he estado rodeado de personas que comparten principios o cierta visión de lo que el mundo puede y debe ser. Sin embargo, las personas siguen relacionándose de la misma manera y las muchas injusticias siguen allí. Trabajar en un lugar como ExM, rodeado de personas muy chidas, puede hacer que olvide eso que quiero transmitir, especialmente a mis alumnos: que el mundo puede ser mejor y que cada uno debe aportar para ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Por supuesto que el rodearse de personas que comparten nuestra visión nos impulsa a continuar y nos hace más fuerte. Lo que también es importante es no dejar de lado a todas las otras personas que no comparten nuestros ideales, sino tratar de contagiarlos y/o hacer de su conocimiento la trascendencia de ver más allá de lo evidente, de "promover un cambio social y educativo, además de dedicarse a sólo enriquecerse económicamente".

      Eliminar
  4. Conciencia social. No eres mejor, no eres peor, no somos iguales, pero tampoco somos totalmente diferentes.
    Al terminar de leer este texto me encontré con una situación familiar pasada. Al inicio, me sentía sorprendida, parecía que una venda había sido quitada de mis ojos y ahora podía notar una realidad diferente, pero de repente fue como un ¡Hey! NADA DE ESTO ES NUEVO y si bien es cierto que tal vez en cuanto a cifras y estadísticas mi información era ya obsoleta, tampoco he estado enajenada con estas situaciones. Entonces, ¿Por qué me sorprende?, ¿Por qué puede impactar me ahora como un suceso nuevo y aterrador, cuando la verdad es que ha estado ahí siempre? A mi criterio la respuesta es obvia. La causa de mi reacción es en esencia la causa de muchos de estos males: la enajenación a los problemas que no son míos. "No soy ignorante de todas estas situaciones, pero no han logrado impactar mi vida al grado de hacerme reaccionar "más fuertemente", entonces, no importa". El problema es ése, no lo que Galeano describe, aquello son solo consecuencias, pero el individualismo, el egocentrismo, el hecho de aceptar la teoría de que "cada cabeza es un mundo" y cada uno rige el suyo a su conveniencia o a su propio interés es la “raíz de todos los males”.
    Al pensar en mis alumnos y tomando en cuenta lo que Mario comenta, creo que en efecto, mi entorno está repleto de personas visionarias y con un enfoque tan positivo que corremos el riesgo de volvernos un grupo que de tan centrado en su objetivo, olvidemos que fuera de nosotros (no sé si la mayoría), no tiene ese "feeling" por hacer algo en favor de algunos unos o algunos todos, que no sea directamente proporcional a lo que para sí mismo busca.
    Es ese el sentir que como PEM’s, como líderes y más aún como ejemplo en el aula debemos buscar mover en los alumnos, “este mundo gira por todos y todos pueden hacer algo por él”, “al hacer algo en favor de un bien común, tú eres el primer beneficiado”, “si no eres feliz con el color con el que hoy ves tu mundo corre en busca de uno nuevo, si en el camino notas que no es tan malo, que hay otros peores, COMPARTELO y haz feliz a alguien más”.

    TODOS NECESITAMOS QUE LAS MANOS DEL FUTURO SEAN DIRIGIDAS POR CABEZAS CON ESTA MENTALIDAD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu comentario Naye!. Porque efectivamente, sentimos esa obligación y/o compromiso en nuestra labor dentro del aula, pero fuera de ella, ¿cuántos de nosotros nos preocupamos por continuar con esa visión? no solo debemos tomar en cuenta el código de ética de nuestra profesión, sino aplicar los mismos principios éticos y morales con nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo; de esa manera podremos lograr el cambio que deseamos, ya que de la misma manera nuestros alumnos no sólo aprenden de nosotros, sino también de su familia. Es una cadena en la que como Pems nos preocupamos y/o abordamos dos de los muchos eslabones que tiene.

      Eliminar
  5. Solemos escuchar frases como: Me preocupa la violencia de la televisión y sus efectos en la educación de los niños; sin embargo, existen profesionales que opinan que es un efecto catártico y un sinfín de evidencias a favor, así como también las existe en contra, lo mismo sucede con la educación hay cosas que realmente apoyan el avance en los conocimientos a través de una reflexión adecuada por otro lado no lo hacen.
    Por nuestra cuenta corre cambiar visiones, nosotros como los jóvenes líderes debemos ocupar las herramientas profesionales con nuestros pares de manera asertiva para realizar sinergias y poder crear cambios ejemplares, no individualizarse y desconfiar.

    Nosotros estamos creando cambios contundentes, somos los primeros, los pilares de un cambio certero, solo queda en nosotros tomar el papel y comenzar a sembrar esos cambios los cuales veremos a la larga con mucha satisfacción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anel! Tu eres el ejemplo claro de lo que es preocuparse y OCUPARSE de las diversas problemáticas que hay en la sociedad. Solo me queda darte las gracias por contagiar ese entusiasmo tan tuyo y continuar colaborando activamente en tu sector. :)

      Eliminar
  6. Concido con Naye, conciencia social, nos involucra a todos, desde nuestra familia hasta los vecinos, de casa, de comunidad, de estado, o de pais. Y aterrizando esto al salon de clases, e hizo pensar hasta que punto estoy concientizando a mis alumnos sobre luchar por vivir en un mejor lugar, desde la escuela, la casa, la comunidad, el estado, el pais. A veces me centro demasiado en el programa en abarcar el tema en que entiendan lo que hacen y dejo olvidado otras cosas importantes como recordarles dia a dia el porque estan en la escuela el para que seguir estudiando y el como podran usar esos conocimiento en la vida cotidiana. Debemos despertar en los estudiantes otros intereses como participacion comunitaria o social, que mas alla de ser profesionales bien letrados y con muchos estudios, cualquier posgrado que tengan, son parte de una sociedad y la cual deben mejor y contribuir para algo mejor. Pienso en lo que acabo de escribir y recuerdo a mis alumnos y me preocupa que no logre tan siquiera una mejor en su porpia vida, y entonces tambien pienso en loq ue tengo que trabajar continuamente para crear nuevas mentalidades y hacer nuevos cambios y entonces tambien pienso que es una tarea dificil pero no imposible pra un PEM. Solo necesito positive vibration y un gran sentido de posibilidad!! je

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.