lunes, 17 de febrero de 2014

Carta 2 - Las dificultades de la lectura

¿Cómo es que sus ojos pueden pasar por el texto, línea por línea, y no comprender qué es sobre lo que se escribe? ¿Por qué no identifican la idea principal? ¿Por qué no logran explicar la postura del autor? Éstas y otras preguntas me las he planteado una y otra vez dentro y fuera del salón de clases. El proceso de adquisición de habilidades de lecto-escritura es largo y requiere disciplina y paciencia, implica también un interés, gusto o inclinación por la lectura.

Considero que un buen nivel de comprensión lectora y expresión escrita es un requisito fundamental en la sociedad contemporánea ¿qué más podemos ofrecerles si tienen acceso a una computadora en dónde encontrarán información sobre cualquier tema que deseen conocer? creo que el deber de la educación escolarizada es ofrecerles es la habilidad de leer críticamente, de discernir entre intenciones, fuentes, posturas, etc, pero ¿cómo puedo llegar a ello si me he dado cuenta que ni siquiera conocen la diferencia entre sustantivo y adjetivo? ¿cómo comprender la estructura de un texto si no comprenden la estructura de una oración? 

La cuestión está en la actitud, como bien menciona Freire definir una actitud frente al aprendizaje es determinante para alcanzar objetivos positivos, una de las problemáticas más grandes en mi contexto escolar es esa actitud negativa, sobre todo mostrada en distracciones y en la creencia de que se entiende lo que se está leyendo pero no es así. Imagino estar en el lugar de uno de ellos, recibiendo un texto que se ve larguísimo, con letra pequeñita, que además está escrito de una manera compleja y con un montón de palabras que no se entienden, eso es igual a aburrido. 

En mi experiencia he procurado adaptar los textos que les entrego para leer, hago construcciones más sencillas de oraciones, procuro quitar algunas de las palabras complicadas y dejar otras de modo que no quede saturado de palabras incomprensibles, intento centrarme sólo en la información principal y definir claramente las posturas. Una vez hecho esto paso al trabajo al aula, ellos deben leer con atención, marcar las palabras que no entiendan, después, de manera grupal, desciframos por contexto el significado de las palabras desconocidas y luego buscamos su significado en un diccionario, posteriormente llega la hora de sacar las ideas principales por párrafo de manera individual y luego se comparten en grupo y finalmente se hace un ejercicio de síntesis del contenido. Con esto he visto avances, que aunque son muy lentos, creo que les está ayudando a mejorar su nivel de competencia de lectura y escritura. Es un gran reto pero espero que poco a poco la brecha se vaya cerrando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.