jueves, 13 de febrero de 2014

2° CARTA

SEGUNDA CARTA: No permitas que el miedo a la dificultad lo paralice.

La lectura comienza con el término miedo, el cual en ocasiones puede ser bueno, puesto que nos permite actuar impulsivamente, pero por otro lado puede ser malo puesto que no nos deja enfrentarnos a algunas situaciones que podrían traernos o dejarnos un beneficio, una experiencia o un aprendizaje y convertirse en un obstáculo muy difícil de vencer en diversas ocasiones.
El miedo también puede ser real o imaginario, es decir puede existir sin ningún “motivo real” o ser provocado por algo concreto. Y desde mi punto de vista cualquiera que sea el tipo de miedo debe de enfrentarse, puesto que si no se hace esto uno nunca sabrá que es lo que realmente se encuentra detrás de este miedo.  
Posteriormente la lectura liga este punto con la lectura y la no comprensión de la misma. Considero que la gran mayoría de las personas que lee no comprende al cien por ciento lo que está leyendo, y esto puede deberse a diversas razones: el ambiente no es el adecuado para llevar acabo la lectura, el contenido de la lectura es complejo y no me esfuerzo por entender lo que leo y no entiendo, porque la lectura no es de mi interés, porque no tengo las estrategias adecuadas de lectura, etc., siendo para mí el último punto la razón principal de la no comprensión de la lectura.
Recuerdo que en la primaria y hasta en la secundaría cuando se me pedía realizar un resumen de alguna lectura lo único que hacía era leer, subrayar algunas cosas (las cuales consideraba eran importante) y después transcribirlas al cuaderno y listo, mi resumen estaba hecho. Hasta que entre a la preparatoria fue cuando mi profesor de lectura y redacción me enseño realmente como llevar a cabo una lectura para tener una compresión de la misma.
Actualmente puedo darme cuenta que la mayoría de los alumnos están acostumbrados a hacer lo que yo hacía, sólo realizan la lectura y el resumen por cumplir, pero no se dan cuenta ni ponen atención en lo que leen y escribe, por qué, tal vez sea porque nadie hasta este momento les ha enseñado como realizar una lectura, porque uno como docente “no tiene tiempo” para leer y revisar detalladamente tantos trabajos o simplemente porque el docente tampoco sabe hacerlo.

Considero que a la lectura no se le da la importancia que realmente tiene, y son muy pocas las personas que realmente leen y entienden, puesto que no hemos aprendido ni desarrollado las estrategias adecuadas para realizar una lectura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.